«El Zarco» cabalga aún en México

En estos días de reposo forzado, hemos tenido tiempo seguramente de revisar nuestros libros, nuestros escritos y muchas cosas que habitaban nuestras en casas ante nuestra ausencia laboral. Así fue como cayó en mis manos un libro de extraordinario valor literario e histórico, «El Zarco», escrito por Ignacio Manuel Altamirano, que supuestamente leí en la escuela preparatoria y que la neblina del tiempo redujo al olvido.

Hacia 1861 cruzaba México por uno de tantos problemas que ha debido enfrentar desde que nos hemos gobernado nosotros mismos. Por aquel entonces, y de acuerdo con el autor de la famosa novela, estábamos por superar la guerra civil de Reforma, e incluso se oteaba en el horizonte una posible intervención extranjera, lo cual sucedería poco tiempo después, retirándose España e Inglaterra, pero permaneciendo las tropas francesas en territorio mexicano.

«El Zarco» (hombre de ojos azules) describe a un México en manos de terribles gavillas que asolaban ciertas regiones, en este caso Yautepec y sus alrederores. Aún se consideraba al estado de Morelos como parte del Estado de México, pues fue hasta 1869 que se le concedió la situación que guarda actualmete.

Asunto intrascendente, desde luego, pues lo que Altamirano nos hace ver, amén de su fina y ágil prosa, llena de descripciones psicológicas de los personajes (gran autor, no cabe duda), es la situación por la que atraviesa la patria, pues, además de multitud de criminales, existían autoridades pervertidas y cobardes, que son enfrentadas por unos cuantos ciudadanos valientes y cuya decencia no está sujeta a negociaciones personales.

Los ¨plateados¨, bandoleros dirigidos por «El Zarco», el «Tigre», Salomé…, tipos indecentes, de la peor calaña, sin misericordia ni consideración alguna, responden sólo al instinto de sus entrañas y sus bajas pasiones para describir a un México que, sin exagerar, habrá vivido tal etapa a causa de una guerra civil y que se convulsionaba por salir adelante, procurando los delincuentes enriquecerse a toda costa, en tanto la población, Don Martín Sánchez Chagoyán, y algunas autoridades civiles intentaban evitarlo, para alcanzar la paz y el progreso general. Interesantísima novela, escrita por un hombre serio y digno.

Lo peor de este asunto, es que «El Zarco» y sus bandoleros desde hace tiempo cabalgan otra vez. Ahora parecen llamarse más bien «Narco» y cubren toda la nación. Es francamente triste que un país lleno de recursos como el nuestro sea víctima de la ambicíon política y la codicia de esta gentuza, que, lo último que le inspira es el verdadero patriotismo, el construir para todos un país limpio y sólido, en el que todos podamos progresar.
…………………………..
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Jesús Galera Lamadrid

Un comentario sobre “«El Zarco» cabalga aún en México

  • el 20 junio, 2020 a las 6:49 pm
    Permalink

    La patria, hacer patria era el anhelo de los mexicanos, parece un sueño, que transcurre en gente que la patria, la convierte en el patio de los vicios.
    Esperemos no perder ese anhelo, para no convertirlo en pesadilla por unos secuaces .

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *