#ReflexionesDeMamáParaMamá: «ser como niños»

⭐️ Tengo una duda existencial: ¿esto que hice abona puntos para entrar al cielo?… Porque dicen que hay que ser como niños, ¿no? 🤣🤣🤣

⭐️ Yo no conocía este lugar más que en fotos, pero mis hijos me pidieron que me subiera con ellos porque me aseguraron que sí se podía: “hay mamás que sí entran”

⭐️ Con una amiga varias veces habíamos hablado que deberíamos de divertirnos más y no sólo estar de ñoñas platicando mientras los niños juegan, nadan o andan en bici… Así que decidí entrar… Además, ¿qué tan difícil podría ser si ellos se trepan hasta arriba???🤦🏼‍♀️🤦🏼‍♀️🤦🏼‍♀️

⭐️ Bueno, pues del primer jueguito no tengo foto, perooooo pasar a gatas por un túnel enooorme que olía a rayos, no fue lo mío… Dejé mis rodillas y hasta mi cuerpo embarrado porque ya no sabía cómo avanzar. Las rodillas se quejaban de la gateada, así que luego me fui resbalando pecho a tierra como un gusanillo… 😳 Menos mal que está cerrado y nadie del exterior vio mi show, porque mi dignidad también se quedó atorada por ahí🤣🤣🤣… Veía los letreros de “exit” anticipada y quería huir, pero mis hijos no me dejaban… Finalmente, vi la luz y salí por una resbaladilla…👏🏻👏🏻👏🏻

⭐️ “Ahora vamos a subir las paredes mamá”… Allá vamos… Ellas ya por la mitad y yo no me podía ni atorar el cable de seguridad🤦🏼‍♀️… Empecé a subir dos pasos y el muchacho que cuidaba me dice: “si quiere ya suéltese que luego da más miedo”…🤣🤣🤣… ¿Cómo me habrá visto de asustada o de inútil?… Y yo: “ ¡el problema es que todavía no me da miedo de bajar porque tengo miedo de subir, no sé ni por dónde!! ”…🤣🤣🤣 No bueno, y las primeras soltadas sentía, no miedo, ¡pavor!😰

⭐️ Ante el fracaso, veo dónde están los niños más chiquitos y me digo: “de aquí soy, al menos así puedo decir que llegué hasta arriba y luego ya intento otras más difíciles”… 🙈

⭐️ Mientras subía una “más difícil” o menos fácil, mi mente pensaba: “ya no puedo, me voy a soltar”… Pero oigo una vocecita de 5 años diciéndole a su amiguita: “no digas no puedo, que entonces, no vas a poder”…. ¡Nooooooo, esas son mis palabras ya interiorizadas en mi hijo!!!!!!…. ¿Por qué no le dijo suéltate y no pasa nada? 🤣🤣🤣

⭐️ Así que mientras hacía de “spiderman wanna be”, me puse a filosofar:

👉🏼 ¿Cuántas veces yo, desde la galera y con los pies en la tierra, les echo porras a mis hijos y les digo: “que sí pueden”, “que pongan el pie aquí y la mano allá” “que ya casi”, “que no pasa nada”… Sin tomar nadita en cuenta sus emociones, los nervios que dan, la dificultad, el esfuerzo que implica para esas pulgitas?…

👉🏼 ¿Cuántas veces después de que hacen cosas impresionantes, más allá del aplauso que alimenta la AUTOESTIMA AFECTIVA (bravo, bravo, eres lo máximo), aprovecho para desarrollar su inteligencia emocional y su AUTOESTIMA SIGNIFICATIVA (eres importante para mí y para el mundo)?

⭐️ Conclusión:

😉 Al educar hay que recordar que son niños. Tenemos que tener presente su edad, etapa del desarrollo, personalidad, individualidad, etc…¡Respetarlos como personas! Claro que siempre pueden ser “más y mejores”, pero es muy importante cuidar los tiempos y las formas.

😉 Viene muy bien recordar tu infancia a través de la reflexión y también “siendo como niños”, haciendo lo que ellos hacen de vez en cuando, para ser un poco más empáticos y comprensivos… Muchas cosas se ven más fáciles desde afuera y desde abajo.
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Luz Ma Dollero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.