Recuerdan jóvenes asesinato de Posadas Ocampo; advierten riesgo de persecución religiosa

A 30 años del asesinato del cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, jóvenes del movimiento nacional Testimonio y Esperanza demandaron el esclarecimiento del entonces Arzobispo de Guadalajara y, además, lanzaron un enérgico «¡Ya basta!» a la serie de asesinatos de más de 70 sacerdotes y religiosos en los últimos años, en lo que parecería ser una reedición de la persecución religiosa en México.

En un mensaje lanzado desde el Aeropuerto Internacional de Guadalajara, el lugar donde fue asesinado el cardenal Juan Jesús Posadas Ocampo, los jóvenes de Testimonio y Esperanza manifestaron que el pueblo de México quiere saber quiénes, pero sobre todo por qué, fue asesinado el cardenal de Guadalajara.

Exigieron también poner un alto a los asesinatos de religiosos. «A 30 años del brutal asesinato de nuestro pastor, de nuestro guía y de nuestro mártir, jamás pensamos que este recuerdo, esta conmemoración, estaría empañada por los asesinatos de más de 70 religiosos», señalaron.

En este sentido, se preguntan si hablar de libertad en México, es cada vez más utópico, ya que «la persecución religiosa a la que nos referimos no solamente es la que se vivió hace tres décadas, la violación a la libertad de creencias es actual».

Citaron, por ejemplo, que esta semana tuvimos lamentables noticias contra dos de nuestros sacerdotes; el primero de ellos, un atentado en el que casi pierde la vida monseñor Faustino Armendáriz Jiménez, arzobispo de Durango, quien fue atacado con un cuchillo durante la misa, afortunadamente él está vivo para contarlo Pero tristemente no todos cuentan con la misma suerte, pues hace apenas dos días, el sacerdote Javier García Villafaña de la arquidiócesis de Morelia fue encontrado sin vida en la carretera Capacho-Cuitzeo en el Estado de Michoacán, los informes revelan que se trata de un ASESINATO A SANGRE FRÍA.

A ellos se unen los nombres del Padre Gumersindo Cortés González, Fray Juan Antonio Orozco Alvarado, y el Padre José Guadalupe Rivas que como muchos, han sido ignorados por las autoridades. Y ni hablar de sus templos y parroquias que son quemadas y profanadas, ejemplos como la parroquia de San José en Veracruz y el templo de San Agustín en Durango nos muestran nuevamente que el Estado de Derecho en nuestro país solo es aplicable cuando se trata de intereses políticos.

Por último, los jóvenes del movimiento nacional Testimonio y Esperanza se preguntan: «¿la violencia contra los creyentes, sacerdotes y laicos, ha sido consecuencia de la inseguridad, violencia e impunidad que se vive en México o es la antesala de una dura represión religiosa? los jóvenes exigimos respuestas. LOS JÓVENES EXIGIMOS PAZ».
………………………………….
@NuevaVisionInfo
redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.