Se pronuncia TyE por la Reconciliación Nacional para transformar México

El Movimiento Testimonio y Esperanza celebró este sábado, 20 de junio de 2020, un encuentro virtual en el que sus integrantes analizaron la situación por la que atraviesa México, concluyendo su reunión con la emisión del presente Manifiesto.

1. “Finalmente, es a vosotros, jóvenes de uno y otro sexo del mundo entero, a quienes el Concilio quiere dirigir su último mensaje. Porque sois vosotros los que vais a recibir la antorcha de manos de vuestros mayores y a vivir en el mundo en el momento de las más gigantescas transformaciones de su historia. Sois vosotros los que, recogiendo lo mejor del ejemplo y de las enseñanzas de vuestros padres y de vuestros maestros, vais a formar la sociedad de mañana; os salvaréis o pereceréis con ella” (San Paulo VI, Mensaje de clausura del Concilio Vaticano II. 8 de diciembre de 1965).

2. Asistimos en tiempo real a un cambio de época. La pandemia COVID-19 ha venido a acelerar ese cambio de manera atípica,

3. Ante un futuro cargado de interrogantes y de gran incertidumbre, y que aún no sabemos si será mejor, los cristianos, unidos y sostenidos por la gracia de Dios, estamos llamados a ser sal del mundo y luz en medio de la obscuridad (Mateo 5, 13-16).

4. Durante las grandes crisis, y más ante una crisis global, cada país está llamado a responder con todas sus capacidades y con la mayor unidad posible, de otra forma las consecuencias pueden ser más graves. A lo largo de la historia de la humanidad se ha confirmado una y otra vez que “una casa dividida es causa de perdición” (Lucas 11, 14-23).

5. Actualmente nuestro país enfrenta un gran desafío, la crisis sanitaria ha llegado en el momento en que está en marcha un cambio de régimen; luego de las elecciones del 2018, el gobierno impulsa la llamada cuarta transformación, un proyecto ideológico de corte populista y autoritario que amenaza la vida democrática de país. En medio de las graves afectaciones de la epidemia, el gobierno mexicano promueve un ambiente de polarización como táctica de lucha, lo que genera división de la sociedad, desencuentros sobre las medidas a tomar en temas de salud, economía y política, y no pocos enfrentamientos que son inaceptables.

6. La canciller Angela Merkel nos recordaba hace unos días en su discurso en el Bundestag, con motivo de la próxima Presidencia de Alemania en el Consejo de Europa, que “no debemos ser ingenuos, después de todo, las fuerzas antidemocráticas, los movimientos autoritarios sólo esperan a las crisis económicas para abusar de ellas políticamente. Sólo están esperando para despertar la ansiedad social y propagar la inseguridad, la labor en favor del desarrollo sostenible… también es un instrumento político contra los populistas y los radicales”.

Nuestra respuesta

De ahí que sea necesario que los líderes catolicos nos preguntemos cómo podemos participar y qué podemos hacer para ayudar al país a salir adelante. “La Iglesia está preocupada por que esa sociedad que vais a constituir respete la dignidad, la libertad, el derecho de las personas…”.- (San Paulo VI. Ídem).

El valor del diálogo

7. Diálogo como el único camino. Del diálogo del Papa Francisco con el cardenal Jaime Ortega de Cuba.

8. Diálogo por la unidad, la esperanza y la reconciliación nacional.

9. Diálogo honesto, abierto, para encontrar la verdad en la sana pluralidad; coherente sobre los retos de la sociedad actual y el futuro.

“Que las palabras sean puentes para acercar las diferentes posiciones, para crear un terreno común, un lugar de encuentro, de confrontación y de crecimiento”.- Papa Francisco.

10. Diálogo desde nuestra identidad cristiana, sin ceder en los principios fundamentales. Un diálogo efectivo que “presupone la propia identidad, a la que no se debe abdicar para complacer al otro”.- Papa Francisco, encuentro interreligioso en Abu Dhabi.

El valor de la corresponsabilidad

11. Corresponsabilidad con el humanismo personalista, para ir con generosidad al encuentro del prójimo que sufre, con empatía y en comunión, y construir juntos caminos de esperanza y solidaridad para nuestro país, nuestra comunidad latinoamericana y para el mundo. “Poner a la persona como centro de nuestra decisiones. Buscar la necesaria corresponsabilidad de nuestras acciones y misión frente al prójimo” (De la predicación del padre Raniero Cantalamessa, en su predicación el viernes santo de 2020, ante el Papa Francisco).

12. Corresponsabilidad con los grandes desafíos del país, con una agenda para el bien común. Salud, economía solidaria, educación, empleo, justicia y seguridad, paz social, democracia y libertad.

13. Corresponsabilidad con la “gobernanza” y la paz, ya que la autoridad es incapaz de promover el bienestar colectivo sólo a partir del dictado de leyes y el ofrecimiento de programas públicos; decididos a superar el paradigma de la tecnocracia funcionalista y populista.

El valor del liderazgo cristiano para la reconciliación nacional

14. Decididos a ejercer un liderazgo efectivo y transformador, ante un mundo enfermo de injusticia planetaria y pobreza, citando a Benedicto XVI “… lo que implica marcar senderos, establecer criterios, verificar la licitud de los medios, integrar la participación de todos”.

15. Decididos a ponernos de pie y en camino, “status viatoris”, ir como Iglesia en salida al encuentro de la nueva realidad, la tierra ignota, con valentía y corresponsabilidad. Dispuestos a ir al encuentro del otro, convencidos de que se requiere de la corresponsabilidad de todos los actores sociales, políticos y económicos para construir un desarrollo humano, integral y solidario que necesita el país. Decididos a ser protagonistas de la paz, sin olvidar que la paz verdadera nace de la justicia (Citando al Papa Francisco en su mensaje del 27 de marzo con motivo de la pandemia…).

16. Invitemos a Jesús a la barca de nuestra vida. Con Dios la vida nunca muere. Solidaridad y esperanza capaz de dar solidez, contención y sentido a estas horas donde todo parece naufragar.

17. Abandonemos nuestro afán en omnipotencia. Abrazar al Señor para abrazar la esperanza, esta es la fuerza de la fe que libera del miedo y da esperanza.

18. Con humildad, pues no somos autosuficientes, sabiendo que solos nos hundimos, dejando de lado nuestras falsas seguridades, nuestros egos y estereotipos, de la mano de Dios, sin miedo, dando la vida cada día, en cada gesto, recordando que nadie se salva solo… que vamos en la misma barca.
…………………………..
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com

Un comentario sobre “Se pronuncia TyE por la Reconciliación Nacional para transformar México

  • el 20 junio, 2020 a las 10:38 pm
    Permalink

    Leyendo el texto, llegó a mi mente: 4Testimonios de vida, de fortaleza, de acción. Lo demás con sentido sobrenatural llegará.
    Mateo, Marcos, Lucas y Juan 4Testimonios que se pueden pregonar, humanamente.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *