«Cómo (No) hablar con un Conservador: refutación liberal y libertaria al libro de Gloria Álvarez»

Con el apoyo de la organización México Libertario, el viernes 19 de julio de 2019 la autodenominada «libertaria» @GloriaAlvarez85 llevó a cabo la presentación de su libro «Cómo hablar con un conservador», en el que lanza una serie de descalificaciones a los «conservadores», razón por la cual es difícil creer que atraiga la simpatía de esta mayoría social en América Latina.

Son tales los los errores factuales, falacias y contradicciones que contiene el libro de @GloriaAlvarez85, que Esteban Zapata Cid se dio tiempo para señalar una a una las inconsistencias del escrito de @GloriaAlvarez85, y que plasmó en un texto revisado al que llamó «Cómo (No) hablar con un Conservador: refutación liberal y libertaria al libro de Gloria Álvarez», digno de ser leído por el lector ávido de profundizar en la verdad de las cosas.

El libro de Gloria Álvarez “Como Hablar Con Un Conservador” lanzado en mayo del 2019, intenta (y falla al mismo tiempo) convencer al lector que conservadurismo y liberalismo son distintos y, por lo tanto, lo mejor que nos puede pasar como liberales es separarnos de ellos y ser competidores entre sí. (Obviamente no nos dice como lo va a hacer)

El libro tiene la premisa (equivocada) que el liberal no tiene moral (de corte religiosa según la autora), en contraste con el conservador que sí tiene moral y la va a imponer al resto de la sociedad. ¿Cuál es el problema?: Que los liberales/libertarios también tienen moralidad. Ella confunde conservadurismo político con moral conservadora, es decir se enfoca en el “estatismo” o colectivismo de derecha y cree que son uno, lo cual es falso.

En realidad, el libro no es un ataque al conservador, es un ataque a los liberales y libertarios que, según Gloria, se desviaron del camino. Sus juntas con charlatanes pseudo-liberales (María Blanco, Iván Carrino, Alejandro Bongiovanni, Antonella y María Marty, Juan Pina, por ejemplo) quienes dicen cosas que ni siquiera son consideradas liberales o libertarias en ningún lado, y el no saber diferenciar liberalismo de progresismo, entonces no ha de sorprendernos los errores factuales, falacias y contradicciones en este escrito.

El libro se lee como una especie de “virtue signaling” donde intenta decirnos que tiene ciertas aprehensiones con el conservadurismo, pero no hay convicción en lo que dice, y por lo tanto, sus propias contradicciones hacen poco creíbles sus propias palabras. Colocar una conservadora como liberal (Thatcher), o hacer copy/paste a María Blanco y Wikipedia en ciertos temas (prostitución y drogas), sólo hacen pensar que ella se opone o no tiene opinión de ciertas ideas, pero como se autodefine como libertaria, entonces tiene que apoyarlas porque todo “verdadero” libertario debe hacerlo.

Según la propia Gloria Álvarez, sus ídolos son: Ron Paul (libertario pro-vida y religioso), Daniel Raisbeck (libertario admirador de Reagan y autodefinido como próvida) y Margaret Thatcher (que no hizo políticas económicas libertarias). Menciona a Ben Shapiro (conservador religioso y pro-vida) y a Axel Kaiser (quien está en contra de las fronteras abiertas). También se sabe que ha entrevistado a Álvaro Uribe y ha dicho sobre Jordan Peterson que “sus ideas son muy parecidas a las mías”. Eso es inconsistente con su ateísmo y sus posiciones progresistas (no liberales) como el aborto y las drogas. Confundir liberalismo con libertarianismo, o no saber distinguir liberalismo inglés (vida, libertad y propiedad) del francés (libertad, igualdad y fraternidad) demuestra su inconsistencia, incluso con sus propias ideas. Mezcla conceptos y confunde al lector al hacerle creer que el liberalismo es uno.

(Fuente: https://www.capital.cl/gloria-alvarez-la-candidata-libertaria/)

Lo irónico es que su discurso es furibundamente anti-comunista y anti-socialista, pero adoptó ideas progresistas (como el aborto, y la desaparición de la familia y de la monogamia) y eso la hace caer en una contradicción total. Las ideas de izquierda en este libro la harían posicionarse en ese lado, pero sus ideas económicas (libre mercado absoluto, laissez faire, propiedad privada absoluta), le hacen caer en una especie de amalgama ideológica que solo un puñado de libertarios tiene. Esa inconsistencia (un discurso confuso que cree que progresismo y conservadurismo económico van de la mano) es lo que explica su impopularidad, irrelevancia y desesperación al escribir este libro para intentar volver a la palestra.

También el libro constantemente presenta falacia de autoridad. Esther Perel (sexóloga), Andrea Cuevas (“amiga” personal de Gloria), Juan Hidalgo, David Boaz, (personal de la organización “libertaria” Cato), Jeffrey Tucker (quien está contra la libertad de asociación) son ejemplos de personas que repetidamente Álvarez transforma en figuras de autoridad sin serlo, especialmente en tema de drogas, sexualidad -e incluso-, liberalismo. Y por supuesto, el constante cherry-picking de ciertos autores (Hayek y Rand), que rechazarían lo expresado en este libro por tergiversar sus ideas (especialmente el primero).

El análisis de Esteban Zapata Cid hace una revisión por capítulo de errores, falacias y contradicciones que tiene el texto de @GloriaAlvarez85. Incluye imágenes extraídas del libro y sus páginas respectivas, más referencias hacia páginas webs o artículos científicos que refutan las ideas contenidas en éstos. Aclara que las páginas del libro descritas en su crítica están basadas en la versión de Amazon.
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Esteban Zapata Cid
@EZC86

Un comentario sobre “«Cómo (No) hablar con un Conservador: refutación liberal y libertaria al libro de Gloria Álvarez»

  • el 24 julio, 2019 a las 11:52 am
    Permalink

    El problema actual, es un «manoseo» de la semántica – bastantes palabras – «des-significando», «des-definiendo» su sentido. Confundiendo con «ideologías» aberrantes, deshumanizado, a las nuevas generaciones y las «viejas» en un estado de comodidad. «Ya pasará» «alguien lo corregirá». Atrevámonos a ser partícipes para evitar generaciones nuevas con distorsiones de vida y existenciales. Enseñemos moral y vida espiritual sin miedo, el premio está más allá.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *