Red ciudadana exige seguridad ante la marcha del 2 de octubre

Con motivo de la marcha del 2 de octubre, la Red Cidadanos por México exigió a la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, asumir su responsabilidad como garante de la seguridad de todos los capitalinos.

La Red advirtió que, tomando en cuenta que la policía se enfrenta a grupos organizados de tipo violento, los llamados “Cinturones de Paz” pueden resultar poco eficientes para evitar la violencia y agresiones.

En su llamado a Cladia Sheinbaum, la Red sostuvo que las marchas y protestas públicas no pueden ser marco para que los grupos violentos generen inestabilidad social.

Las organizaciones adheridas a esta Red manifestaron su solidaridad con los empresarios, comerciantes y trabajadores de los giros mercantiles de la Ciudad de México que se ubican en Avenida Paseo de la Reforma, Avenida Juárez y Calle 5 de Mayo, que fueron víctimas de actos vandálicos en las manifestaciones realizadas los pasados 26 y 28 de septiembre.

Particularmente les preocupa que, en el transcurso de la manifestación de feministas a favor del aborto legal del pasado sábado 28 de septiembre, se intentó provocar incendios, tanto a las instalaciones de la Cámara de Comercio de la Ciudad de México como en la Catedral Metropolitana.

Señalaron que estos hechos que no pueden ser minimizados, pues estas acciones se prepararon y ejecutaron por un grupo que puede ser plenamente identificado por las autoridades.

Mayor sorpresa les causó que en la jornada de protesta de feministas realizada en Oaxaca, una de las manifestantes se haya atrevido a quemar una bandera nacional —hecho que además de ser una ofensa, constituye un delito—, sin que ninguna de las autoridades —local y federal— se haya manifestado por este agravio a los símbolos patrios.

La Red Ciudadanos por México expresó, asimismo, su alarma porqie en la Ciudad de México las autoridades han renunciado a su deber de cuidar el orden público y en cambio realicen operativos poco eficientes, mientras los grupos violentos se escudan falsamente en el derecho de la libre manifestación de las ideas para agredir a las personas e instituciones, provocar daños a los edificios y monumentos que son considerados patrimonio cultural y generar pérdidas económicas a los pequeños y medianos empresarios, así como a los trabajadores.

Las organizaciones de la Red Ciudadanos por México aclararon que nadie pide reprimir las manifestaciones sociales, sino que “se respeten los derechos de todos los que vivimos, trabajamos y convivimos en esta Ciudad”.
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *