¿Qué es el Reino?… Es dejarse atrapar por Jesús

Cuando Jesús en su predicación habla del “Reino de los cielos”, ¿a qué se refiere? ¿Qué es el Reino de los cielos? El Reino de los cielos es la vivencia del Evangelio, es amar al prójimo como Dios nos ama, es preocuparse por el otro por ver en él a Jesús, es orar a Dios y recibirlo en la Eucaristía. Y todo eso se da aquí, en el tiempo.

En una charla con los amigos de la Fundación Tomás Moro sobre “La promesa del Reino y la Navidad”, el Padre Arturo Jiménez Ramírez, de la Sociedad de Vida Apostólica Cruzados de Cristo Rey, recordó la parábola donde Jesús compara el Reino de los cielos con una red que se echa al mar, donde se recogen todo tipo de peces, buenos y malos, que luego se saca a la orilla para separar a los peces buenos de los malos.

“El Reino de los cielos es los que queremos hacer las cosas bien y no los que van a ser separados; el Reino de los cielos es el que se deja atrapar por esa red de amor de Jesús sin repelar, porque los malos se rebelan contra el Evangelio, contra las normas de la Iglesia, y por eso rompen la red, no quieren estar dejándose ayudar por la Iglesia”, puntualizó el sacerdote.

Luego, explicó que “el Reino siempre ha existido desde la eternidad”, porque “Dios mismo es el Reino”.

Añadió que Dios creó al ser humano para custodiar su Reino, convirtiéndolo de esta manera en un vice-regente del Reino. Pero, a causa del pecado original de Adán y Eva, el mundo tuvo que esperar la restauración del Reino.

Y es a partir de aquí que el Padre Arturo Jiménez dio un repaso histórico de las restauraciones parciales del Reino, desde Caín y Abel, pasando por el “Diluvio universal”, el cautiverio del pueblo de Israel en Egipto, el Éxodo y su ingreso a la Tierra Prometida, hasta el Nacimiento de Jesús en un pesebre de Belén.

“En Jesús –explicó el Padre Arturo- la promesa del Reino está realizada, pues el Logos eterno se ha hecho hombre y habita entre nosotros. Es la plenitud de los tiempos”.

Y de esta manera, la promesa del Reino se cumplió inicialmente en la Navidad… y continuará hasta el Apocalipsis… Pero eso será parte de otra charla, concluyó.

redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.