Prepara Vaticano Jornada Mundial de oración contra Trata de personas

Con el tema “Emigración sin trata: Sí a la libertad, No a la esclavitud”, el Vaticano realiza los preparativos de la IV Jornada Mundial de oración y reflexión contra la Trata de seres humanos, a celebrarse el 8 de febrero de 2018.

La Jornada es promovida por el Comité para la Jornada Mundial de Oración y Reflexión contra la trata, coordinado por Talitha Kum (expresión aramea que significa literalmente “Niña, yo te digo, levántate”), que es la Red Internacional de la Vida Consagrada contra la trata de personas, y se celebra cada año en el día en el que se recuerda la memoria litúrgica de Santa Josefina Bakhita, la religiosa sudanesa que padeció durante su vida los sufrimientos de la esclavitud.

Colaboran con el Comité, la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica (CIVCSVA), el Dicasterio para el Servicio al Desarrollo Humano Integral, la Sección Migrantes y Refugiados, Cáritas Internationalis, la Unión Mundial de las Organizaciones Femeninas Católicas (WUCWO), el Grupo de Trabajo contra el Tráfico de seres humanos (UISG/UISG), y el Servicio Jesuita a los Refugiados.

Previo a esta Jornada, el 28 de noviembre tendrá lugar en Roma un Seminario de estudio sobre este tema en la Universidad Católica Lumsa. Dicho Seminario se realizará por primera vez con gran anticipación para crear mayor conciencia del fenómeno y reflexionar acerca de la situación global de violencia e injusticia que afecta a tantas personas sin voz.

También se llevará a cabo una Vigilia de oración el 3 de febrero y la audiencia con el Santo Padre Francisco el 12 del mismo mes.

La dignidad de la persona humana es un tema fundamental para el Papa Francisco, tema del que ha hablado desde el inicio de su pontificado en diversas ocasiones, definiendo a la trata de seres humanos como “un crimen contra la humanidad”.

Debemos unir las fuerzas para liberar a las víctimas y para detener este crimen, siempre más agresivo, que amenaza, además de cada persona, los valores fundantes de la sociedad y también la seguridad y la justicia internacionales, además de la economía, el tejido familiar y el mismo vivir social”. (Discurso a los embajadores residentes en Italia, el 12 de diciembre 2013).

redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *