Busca José Luis Espinosa dirigir al PAN y abrirlo a los ciudadanos

Con un firme cuestionamiento a un partido que se ha alejado de la gente y que está hoy dominado por las cúpulas, José Luis Espinosa Piña anunció este lunes, 10 de septiembre, su decisión de contender como candidato en el proceso interno para elegir al próximo presidente nacional del Partido Acción Nacional (PAN).

“El PAN está en un proceso muy delicado, un proceso de enfermedad terminal”, porque, de ser un partido abierto a la sociedad, hoy es un partido cerrado, que desde hace 4 años no permite la afiliación de nadie, que está dominado por grandes electores, por cúpulas que todo lo deciden, y por caciques y personas que coaccionan a otras.

“Hoy estamos subordinados al líder en turno, al presidente del Comité, al Comité Ejecutivo Nacional (CEN), al cacique que da chambas y que controla las afiliaciones”, lamentó.

Acompañado por diputados, ex diputados, dirigentes del partido, funcionarios y empresarios, Espinosa Piña recordó que él ingresó al PAN motivado por una charla que Manuel J. Clouthier dio a los jóvenes en 1987 para motivarlos a participar en política.

Destacó que aquel PAN tenía un claro sentido social, que lo tenía desde su fundación en 1939.

Dijo que en 1970 Efraín González Morfín hablaba de solidarismo, que se define como esa proyección del humanismo político (que es la doctrina oficial del PAN) que busca incidir en la reducción de la desigualdad, en la atención al dolor evitable y en la acción preferente por los más desprotegidos.

“¿En qué momento se nos olvidó el solidarismo?”, se preguntó, al señalar que el PAN se fue alejando del dolor y la sensibilidad con la gente. En ese PAN había una clara proyección de calidez y de sensibilidad con la gente.

Urgió en este sentido a volver a ser ese partido que se nutre de los ciudadanos, a tener la capacidad como la tuvo entonces de ir a la calle, a los organismos intermedios y a todos los sectores de la sociedad a buscar a los ciudadanos dignos, decididos, íntegros, que tengan la capacidad de transformar desde el servicio público la realidad lacerante de México.

José Luis Espinosa se pronunció por que el PAN vuelva a buscar a sus candidatos en los grupos ciudadanos, que cubran este perfil, pero sobre todo que cubran dos requisitos fundamentales: 1) que tengan un modo honesto de vivir, y 2) que coincidan con el ideario del humanismo político, que no es otra cosa más que entender que la política sólo tiene un sentido y sólo tiene una utilidad cuando se pone a la construcción del Bien común.

“Lo que construye bienes parciales, personales, o grupales, eso no es política, esos son intereses. La construcción del Bien común sólo se puede edificar cuando dignificamos a la persona, al ser humano”, enfatizó.

Espinosa Piña se mostró convencido de que el PAN puede revertir su deterioro, si vuelve a ser un partido que dialogue internamente, que vuelva a poner en el centro el debate y vuelva a ser un partido abierto.

Por eso, llamó a PAN con un sentido humano verdadero, no discursivo, a un partido que se deje de demagogias. “Debemos volver a ser legítimos para que el PAN vuelva a ser una alternativa para los ciudadanos”, concluyó.

Con esta propuesta, José Luis Espinosa Piña y su equipo recorrerán el país para obtener el apoyo de la militancia panista para reconstruir al PAN en su esencia y que vuelva a ser un instrumento al servicio de los ciudadanos y no rehén de las cúpulas.

…….

@NuevaVisionInfo
redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.