Desciende la democracia en México, revela estudio

Durante 2016, los estados de la República Mexicana sufrieron un retroceso de 15% en promedio en su vida democrática, observándose, incluso, fuertes descensos en varios de ellos.

Esto se debió, fundamentalmente, al fuerte impacto negativo que tuvo el cambio de las expectativas y del optimismo de la sociedad respecto del clima de derechos y libertades en sus respectivos estados, que vino a sumarse a los problemas sociales y económicos que, en algunos estados, han impedido mejoras significativas.

Con un llamado a la ciudadanía a ejercer su derecho a informarse para exigir mejores gobiernos, este jueves, 15 de marzo de 2018, se llevó a cabo la presentación de la séptima edición del Índice de Desarrollo Democrático de México 2017 (IDD-Mex 2017).

El IDD-Mex es un conjunto de indicadores que la consultora política Polilat, la Fundación Konrad Adenauer, el Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS), la Unión Social de Empresarios de México (USEM), con el apoyo institucional y la cooperación técnica de El Colegio de México, elaboran desde el año 2010.

El IDD-Mex mide el desarrollo democrático con base en cuatro dimensiones de análisis:

1) La democracia de los ciudadanos, un conjunto de indicadores que miden cómo se viven libertades y derechos ciudadanos, y cuáles son los hechos o situaciones que los violentan.

2) La democracia de las instituciones, que establece la calidad de las instituciones y la eficiencia del sistema político para lograr avances democráticos.

3) La democracia social, que mide la gestión de gobierno en su tarea de generar mejores condiciones de desarrollo humano y social para los habitantes de cada estado.

4) La democracia económica, que evalúa el desarrollo económico de cada entidad federativa en la generación de nuevas oportunidades y mayor equidad.

Los resultados del séptimo informe anual del IDD-Mex muestran la enorme diversidad del clima de derechos y libertades, la calidad institucional, y el desarrollo humano y económico que existe en México.

En esa realidad diversa, solamente 10 de los estados de México muestran un alto desarrollo, ¡encabezados nada menos que por Tamaulipas!, seguido por Aguascalientes, Yucatán, Baja California Sur, Coahuila, Nayarit, Durango, Zacatecas, Campeche y Querétaro.

Con un desarrollo medio figuran 11 entidades: la Ciudad de México, Sinaloa, Nuevo León, Colima, Tabasco, Tlaxcala, San Luis Potosí, Sonora, Jalisco, y Chiapas y Guanajuato que están en serio riesgo de caer al nivel de los estados con bajo desarrollo.

Precisamente, con un bajo desarrollo se encuentran 8 entidades: el Estado de México, Baja California, Hidalgo, Quintana Roo, Puebla, Chihuahua, Oaxaca y Michoacán.

Y en el sótano, en la zona de mínimo desarrollo democrático, se hallan 3 estados: Morelos, Veracruz y Guerrero.

En la presentación del IDD-Mex 2017 participaron Stefan Jost, Representante en  México de la Fundación Konrad Adenauer; Gerardo Aranda Orozco, Vicepresidente Ejecutivo del Centro de Estudios Políticos y Sociales (CEPOS); Héctor Rafael Arámbula Quiñones, Director de Educación Cívica y Participación Ciudadana del Instituto Nacional Electoral (INE), y Jorge Arias, Director de la consultora Polilat, quien hizo la exposición del IDD-Mex 2017.

Todos ellos coincidieron en la importancia de la información como herramienta que contribuye a la deliberación, al debate; que coloque a las autoridades en la reflexión sobre cuál es el estado de la democracia en sus entidades; y que genere condiciones para que los ciudadanos exijan mejores gobiernos.

redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *