Realizan Marcha por la Vida en EU con asistencia de Donald Trump

Este viernes, 24 de enero, se llevó a cabo la 47a. «Marcha por la Vida» (March for Life) en Estados Unidos, que llevó por lema “Empodera la vida: Ser provida es ser promujer”, donde el presidente Donald Trump se convirtió en el primer presidente estadounidense en asistir a dicho acto.

Antes, los presidentes Ronald Reagan y George W. Bush, favorables al derecho a la vida, se abstuvieron, sin embargo, de asistir a la tradicional Marcha por la Vida que se realiza desde 1973, año en que fue el fallo Roe Vs. Wade, que aprobó el aborto en territorio estadounidense.

Previamente, el pasado martes, 21 de enero, el presidente Donald Trump lanzó la «Proclamación del Día Nacional de la Santidad de la Vida Humana, 2020», estableciendo la celebración el 22 de enero, precisamente el día en que la Corte Suprema legalizó el aborto. En su proclama, el presidente Donald Trump refrendó su postura en favor de la vida.

La reunión anual convocó a defensores provida de todo Estados Unidos y otros países, y cuya jornada comenzó con una reunión multitudinaria en el National Mall, en Washington D.C.

Al dirigirse a los cientos de miles de asistentes ahí reunidos -en su mayoría mujeres y jóvenes-, el presidente Donald Trump dijo que era “un honor” para él “ser el primer presidente en asistir a la Marcha por la Vida”.

Destacó su apoyo al movimiento provida y a la comunidad religiosa en general, así como las acciones de su gobierno en este sentido, incluyendo el recorte de algunos fondos federales a los proveedores de aborto.

Y, por otro lado, cuestionó a los demócratas por sus «posiciones radicales y extremas» sobre el aborto, que incluso «bloquearon la legislación que brindaría atención médica a los bebés que sobrevivieron a los intentos de aborto».

Afirmó que «los niños no nacidos nunca han tenido un defensor tan firme en la Casa Blanca», y que, por eso, los demócratas «vienen a por mí porque estoy luchando por ustedes, estoy luchando por aquellos que no tienen voz».

A los jóvenes presentes en la movilización, les dijo que “son el corazón de la marcha por la vida y es su generación la que está haciendo de Estados Unidos la nación profamilia, provida”. Y luego se dirigió a la mujeres presentes, de quienes destacó “su devoción” y “liderazgo” que “eleva” a “toda nuestra nación”.

“Todos los que estamos aquí hoy comprendemos una verdad eterna: Cada niño es un regalo precioso y sagrado de Dios. Juntos debemos apreciar y defender la santidad y dignidad de la vida humana”, expresó.

“Cuando vemos la imagen de un bebé en el vientre, vislumbramos la majestad de la creación de Dios”, agregó.

Acompañaron al presidente en el escenario el senador Mike Lee; la presidente de March for Life, Jeanne Mancini; Marjorie Dannenfelser, de la red nacional de organizaciones pro-vida «Susan B. Anthony List»; el senador James Lankford; entre otros.

Después de los discursos en el escenario principal, comenzó la marcha desde el National Mall hacia la Corte Suprema, en Capitol Hill.

…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *