Llaman a «tomarse en serio» defensa de la libertad en AL

Ante el triunfo de Gustavo Petro en Colombia que perfila ya la consolidación de una red regional muy potente de gobiernos de extrema izquierda en América Latina, desde el Webinar de la Fundación Patria Unida hacen un llamado a los latinoamericanos a “tomarse en serio” la defensa de la libertad, pues luego es muy difícil recuperarla, si no es que imposible.

Su avance ha sido posible debido a que trabaja unida, con un plan estratégico y a que le ha ganado la narrativa a la “derecha”.

Éstas son algunas de las conclusiones del Webinar “Colombia gira a la Izquierda: ¿Qué pasó y a dónde va?”, organizado este miércoles, 29 de junio de 2022, por la Fundación Patria Unida para analizar desde una perspectiva regional los posibles efectos que pudiera tener la llegada al poder de Gustavo Petro, no sólo para el país sudamericano, sino para toda Latinoamérica.

Cabe destacar que el desarrollo de la charla se caracterizó también por el planteamiento para diseñar una estrategia a nivel latinoamericano para trabajar en unidad, recuperar la narrativa y lograr el retorno de las democracias a la región.

Participaron en esta charla la senadora colombiana Paloma Valencia Laserna, del Partido Centro Democrático; el periodista Orlando Avendaño, Vicepresidente y Co-Editor en Jefe del diario El American, y la Presidente de la Fundación Patria Unida, Alice Galván.

Unión de AL para enfrentar a la izquierda

Para la senadora Paloma Valencia, parte de lo que está pasando es que la izquierda ha logrado “etiquetar” como “derecha” al sector democrático. “Eso, entre otras cosas, le ha ayudado a la izquierda a derrotarnos: el habernos puesto una palabra que no dice nada como etiqueta, y nosotros habernos apropiado más de la etiqueta que de las ideas”.

La senadora colombiana propuso que el sector democrático (que es el sector que quiere la libertad, que valora el emprendimiento individual, que entiende el esfuerzo y el trabajo como ejes fundantes de todo el desarrollo) tiene que lograr una unión latinoamericana, si quiere tener éxito para contrarrestar a la extrema izquierda.

Y es que, señala, los países de América Latina “hemos sido incapaces de crear unos vínculos duraderos y estables para ayudarnos, para anticipar” las acciones de la extrema izquierda, que en cambio sí cuenta con un plan “muy bien orquestado internacionalmente, con un libreto y con unos procedimientos que van mejorando de país a país”, los cuales “han ido cayendo uno tras otro”.

Advirtió que la recuperación de la libertad en Latinoamérica va a ser larga y va a exigir esfuerzo, disciplina y sobre todo unión. Por eso celebró la realización de este diálogo y propuso reuniones periódicas para saber qué es lo que está pasando en América Latina, saber cómo se están moviendo los de extrema izquierda y tener un poco más de capacidad de anticipación.

“Porque a veces siento que a pesar de que sabemos lo que nos va a pasar, estamos siendo cortos en nuestra capacidad de reaccionar efectivamente”, lamentó.

En cuanto a los retos que tendrán en términos de oposición en el Congreso de Colombia, subrayó que no se necesita ser una oposición vociferante, sino una oposición efectiva. Y puso como ejemplo el caso del Congreso venezolano, donde la oposición mostró mucho discurso, pero nunca logró detener nada.

“Lo que nosotros tenemos que establecer son patrones claros de líneas rojas que nos permitan ir observando hacia dónde se está moviendo el gobierno, cómo se está moviendo y sobre todo poder anticipar decisiones que nos permitan detener eventos que posteriormente van a ser muy difíciles de echar para atrás”, concluyó la senadora colombiana.

«Tomarse en serio» la defensa de la libertad

Por su parte, Orlando Avendaño, parafraseó una parte de un poema de William Butler Yeats, que a su juicio resume lo que está pasando en América Latina:
“Los malos gozan de apasionada intensidad, mientras los buenos carecen de convicción”.

En otras palabras, en los enemigos de la libertad está innata la condición de querer destruir esa libertad como proyecto a largo plazo, como proyecto de vida, y es una causa por la que se forman, por la que se forjan, por la que construyen, por la que invierten… Es decir, de aquel lado de quienes desprecian la libertad la vida se concibe como una causa.

En cambio, quienes valoramos la libertad asumimos que todo está decantado y que no hay que esforzarse, que no hay que luchar, porque creemos que es evidente, y por eso decimos: bueno, cómo Chile va a caer en la izquierda si es evidente que es el mejor país de Latinoamérica; cómo Colombia va a caer en la izquierda si es evidente que los malos fueron estos tipos… Y sin embargo estos países caen en el engaño de la extrema izquierda.

El periodista advierte que “hay que tomarnos en serio lo que es la lucha por la libertad, porque esto no es algo coyuntural, esto no es algo exclusivamente del contexto político, de partidos, de candidatos, sino que es algo trascendental, es algo que define la vida de todos y cada uno. La apatía no va hacer que al final no seas víctima de lo que ignoraste. Ignorar la realidad no te va hacer escapar de las consecuencias de ignorar la realidad”.

“Yo creo que defender la libertad implica, día y noche, en cada uno de nuestros oficios, en cada uno de nuestros espacios, sea como empresario., como profesor, como periodista, como político, dedicarle todas las horas, toda la energía posible, porque de lo contrario nos la arrebatan. Y cuando se pierde la libertad, somos muchos los testigos de qué es lo que pasa cuando eso ocurre. Y es que no se recupera tan fácil. O no se recupera, y punto».

Urgen militantes demócratas en AL

Como conclusión de la charla, la Presidente de la Fundación Patria Unida, Alice Galván, señaló que no hay mayor debilitamiento para la democracia que el propio desistimiento de sus militantes. Y subrayó que hoy nuestros países necesitan de manera urgente militantes demócratas que estemos de día y de noche velando por defender nuestras libertades, por fortalecer nuestras democracias, nuestras instituciones. Entender que no solamente es un tema de partidos políticos y de funcionarios públicos, sino que la política somos todos. Y en la medida en que cada uno sea consciente de eso y que esto es una batalla cultural que tenemos que dar desde las distintas trincheras, en unidad, fortaleceremos nuestras democracias.

En este sentido, añadió que hay dos grandes retos: Por un lado, la narrativa que nos la han ganado y que nosotros tenemos que ser inteligentes y estratégicos en esta misma narrativa para lograr ser una alternativa; y en segundo lugar, y creo que es lo más importante: urge la formación de miles de líderes desde la sociedad civil, pero que estén en el sector empresarial, en la academia, en la sociedad civil organizada, en grupos religiosos, en grupos estudiantiles, que empiecen a alzar la voz y que empiecen a ser valientes en la defensa de los principios más importantes y elementales para que pueda seguir adelante Colombia y para que pueda seguir más adelante cualquier país, que son las libertades, la democracia y el Estado de Derecho.

Entonces, en este sentido, subrayó, ése es el gran reto que tenemos, tanto en Venezuela como en Colombia como en México. Necesitamos líderes que alcen la voz, valiente, y que no solamente defiendan sino que actúen conforme a esos principios que nos convierten en ejemplo para los demás, y entonces sí, en una verdadera alternativa.
……………………………
@NuevaVisionInfo
redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.