La Palmera y el Sol

Hola, amigo lector, debido a este encierro sanitario he conocido mi casa por dentro y por fuera y he valorado muchas cosas que anteriormente ni siquiera imaginaba.

Y hoy te lo hago partícipe a través de este poema:

La Palmera y el Sol

Una hermosa palmera,
delgada y muy alta,
vive en el parque frente a mi casa.

Todos los días me saluda
ondulando su maravilloso cuerpo
con el canto verde de sus ramas cortas.

La mece el viento para deleitar a las aves
que alegres cantan nuevos madrigales.

El Sol le habla de amores,
por ello sus ojos brillan al amanecer,
y adquieren sus mejillas intensos rubores.

Por la noche, celosa de su belleza, la Luna,
-que no es mala, pero sí envidiosa-
le narra historias de lejanas estrellas
que al lado del mar conquistan corazones.

La Palmera se halla metida en un lío,
pues el Sol ha pedido su mano,
no sabe qué hacer…

Por eso busca mi parecer.

—o0o—

Y tú, amigo lector, ¿cuál ha sido tu experiencia durante esta «cuarentena»? Cuéntanos en un relato breve (ya sea como poema, una reflexión, o hasta un artículo de opinión) y envíalo a nuestro correo redaccion@diarionuevavision.com. ¡Será maravilloso, porque todas les experiencias contadas enriquecerán nuestra humanidad en la era post-coronavirus!
…………………………..
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Jesús Galera Lamadrid.

2 comentarios sobre “La Palmera y el Sol

  • el 23 mayo, 2020 a las 12:33 am
    Permalink

    Me encantó el poema de La Palmera y el Sol

    Respuesta
  • el 23 mayo, 2020 a las 4:21 pm
    Permalink

    A nosotros también, apreciada Gabriela. Como que tiene un dejo de ensueño, amor y alegría por la vida. Es la manera en que nuestro amigo Jesús Galera expresa lo más profundo que hay en su interior en la circunstancia actual por la que atraviesa nuestra sociedad mexicana. Sería bueno tomarle la palabra y que Usted, apreciada Gabriela -así como todos nuestros lectores-, expresaran el sentimiento, la reflexión, que les provoca el momento actual. Saludos y gracias por leer Diario Nueva Visión.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *