Gironella, un escritor que superó la adversidad

Me impresiona la biografía del literato español José María Gironella, pues debido a su origen humilde, las muchas carencias familiares y a que enfrentó muchas dificultades en su vida, todo parecía indicar que profesionalmente nunca iba a destacar; y sin embargo, se desarrolló como un exitoso escritor autodidacta, precisamente por la carencia de medios económicos para estudiar en una universidad.

Nacido en Gerona, Barcelona, España, en diciembre de 1917, de niño se dedicó a múltiples oficios debido a la pobreza extrema en que vivían en su familia. Trabajó como empleado en una farmacia, luego en una tienda de comestibles, como obrero en una fábrica de licores, como botones de un banco, etc. Su abuelo era zapatero y su padre fabricante de tapones de corcho, quien padecía de profundas depresiones que aparentemente superaba, pero que constantemente volvía a recaer.

A los 19 años de edad, le sorprendió el estallido de la Guerra Civil Española (1936-1939). Gironella se opuso a la ideología de los principales dirigentes de este movimiento, porque no estaba de acuerdo con la Segunda República, que primero fue moderadamente socialista, y luego, se fue radicalizando hasta convertirse en un gobierno de extrema izquierda (marxista). Ejemplo de ello fue Francisco Largo Caballero, quien fuera por unos años Ministro de Defensa, quien luego se hizo llamar “el Lenin español”.

En ese contexto, Gironella huyó a Francia y luego reingresó a España por el lado de la la zona nacionalista de Francisco Franco, entrando a la ciudad de San Sebastián, y se enlistó en las filas del ejército nacionalista.

Al observar de cerca los pormenores de esta contienda fratricida, concibe la idea de escribir una Trilogía de novelas sobre la Guerra Civil Española. Primero publicó “Los Cipreses Creen en Dios” (1953), que presenta todo el ambiente sociopolítico previo a esta conflagración. Al terminar la contienda, publica “Un millón de muertos” (1961), y en la posguerra envía a la editorial “Ha Estallado la Paz” (1966). Los tres volúmenes fueron un éxito editorial, particularmente “Los Cipreses Creen en Dios”. En 1986 publica otro gran éxito: “Los Hombres lloran Solos”.

Gironella tenía la característica de ser un hombre tosudo, perseverante, y un voraz lector de Literatura. En su pensamiento influyó Giovanni Papini con su “Historia de Cristo”, por lo que todas sus obras están impregnadas del humanismo cristiano. También fue un ferviente admirador de Fiódor Dostoyevski.

Pero, de forma inesperada, le sobrevino una fuerte depresión y tuvo que retirarse de su actividad literaria para recibir un tratamiento médico, creyendo que ya no podría escribir jamás, por haber heredado la dura enfermedad de su padre. Sin embargo, con ésa gran fortaleza y tenacidad que lo caracterizaban, se apegó escrupulosamente al tratamiento médico y pronto recuperó su capacidad de escribir.

Por otra parte, Gironella, también publicó: “Los Fantasmas de mi cerebro” (1958), alusiva a su depresión. “Mujer, levántate y anda” (1962), “Personas, ideas, mares” (sobre sus viajes, 1963), al igual que “El Japón y su duende» (1964), “China, una lágrima innumerable”, sobre la revolución de Mao-Tse-Tung, “En Asia se muere bajo las estrellas” (1968).

La novela por la que recibió el “Premio Planeta” fue “Condenados a vivir” (1971). Además, un libro que tuvo particular éxito editorial fue “100 españoles y Dios” (1969).

Cuando leí “100 españoles y Dios” pude constatar la diversidad de opiniones en los ciudadanos españoles sobre el Ser Trascendente. A través de sus entrevistados el autor se plantea numerosas e importantes cuestiones, como: ¿De dónde venimos? ¿Hacia dónde vamos? ¿Por qué existe la libertad en las personas, capaces de hacer mucho bien o mucho mal? ¿Por qué existen el dolor, las enfermedades y las guerras? ¿Cuál es la explicación de la presencia del mal en el mundo? ¿Por qué todas las personas necesariamente tendremos que morir? ¿Cuál es la raíz última de la esperanza humana? Y así sucesivamente continúan sus vitales cuestionamientos.

Recuerdo que cuando leí su novela “Los Cipreses Creen en Dios” me di cuenta que era una de esas obras que atrapan inmediatamente al lector. Presenta a los diversos grupos que actuaban en la zona nacionalista, como: los falangistas, los carlistas, los admiradores de José Antonio Primo de Rivera que fue un abogado y político español, primogénito del dictador Miguel Primo de Rivera y fundador de la Falange Española. Esta obra, sin duda, requirió de mucho trabajo de investigación y documentación.

¿Por qué fueron exitosas las novelas de José María Gironella? Por su gran amenidad. Se documentaba rigurosamente para escribir sus obras. Tuvo una técnica realista tradicional y dominaba el estilo directo, matizado a veces por el lirismo. Se le considera como un escritor de “La Generación del ’50”.

Sin duda, José María Gironella ha dejado una honda huella en sus lectores y en el mundo literario de su época. Es admirable que teniendo tantas adversidades en su vida, haya podido superarlas y convertirse en un destacado y brillante escritor.

Falleció en Arenys de Mar, provincia de Barcelona en enero de 2003., víctima de una embolia. Fue galardonado con el Premio Nadal y el Premio Nacional de Literatura. También fue miembro de Real Academia Europea de Doctores y recibió, a título póstumo, la Gran Cruz de Alfonso X el Sabio, por los méritos contraídos en los campos de la cultura e investigación.
……………………………
@NuevaVisionInfo
redaccion.nuevavision@gmail.com
Raúl Espinoza Aguilera

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.