Forja del carácter

El carácter es la capacidad  de una persona para asumir un cargo, para desempeñar un trabajo o realizar una determinada responsabilidad. Esta persona depende más de su carácter que de todas las demás condiciones internas y externas por las que se sienta afectado. De ahí que toda educación auténtica se dirija a formar la personalidad entera

Lo heredado y adquirido constituyen una trama inextricable.

El destino humano no es automático, sino que es siempre un producto genuinamente libre y personal:

* Lo heredado es sólo un punto de partida, una posibilidad…

* La enfermedad no afecta jamás el núcleo de la persona, por lo que el carácter no debe ser confundido con el hombre mismo.

El carácter de una persona se revela en sus acciones libres, y éste es su estilo original. El carácter es lo específico de un individuo concreto, determinante de su comportamiento o conducta. No es un fruto de la herencia ni del ambiente. Cada quien recibe un determinado temperamento.

La acción es un signo específico del individuo. Y toda acción auténtica representa una toma de decisión del “yo” ante el entorno circundante y encarna en un concreto modo de estar-en-el-mundo.

Toda acción presupone invariablemente un juicio de valor –más o menos conciente, pero real.  Yo influyo en el mundo y éste en mí, y en tocar y ser tocado, afectar y ser afectado consiste el estímulo de la acción. Lo cual se regula mediante una escala de valores, cuyo acatamiento presupone acciones libres.

Mi carácter no es lo que yo soy ahora (con mis cualidades y defectos), sino la representación de un movimiento dirigido hacia el futuro. Es lo que yo puedo llegar a ser, mi disponibilidad, mi esperanza intacta: no lo que ya he avanzado y desarrollado. Mi carácter es lo que hay más real en mí, lo que es más auténtico.

El conocimiento del carácter expresa:

* El conocimiento de las promesas o potencialidades que en una persona se encuentran: vencer la resistencia a la vida del espíritu.

* Multiplicar los talentos.

“El carácter es un acto, no un dato”. La caracterología coloca al ser humano entre:

* La proyección a futuro.

* La responsabilidad personal.

* Y la libertad personal.
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Gabriel Martínez Navarrete

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *