¿Eres un trabajador positivo?

A diferencia de las personas workalcohólicas suelen motivarse por miedo al fracaso, más que por amor al éxito, entendido éste como disponibilidad de servicio a los demás, las personas sanamente trabajadoras superan el miedo al fracaso evaluando lo peor que puede acontecerles, con lo mejor que puede ocurrirles. Así, aprenden a manejar el riesgo.

Y es que, efectivamente, las personas workalcohólicas mantienen una poderosa adición a la ocupación y creen que todo lo que sea fuera del trabajo es tiempo perdido, Toman al trabajo como fin, que acaba destruyendo sus vidas.

En cambio, el trabajo, evaluado como un valor y como una oportunidad  para desarrollar los propios talentos, trasciende como aportación a la familia  y a la sociedad, y esto es lo que hace más valiosos a los trabajadores positivos.

Su motivación es una auténtica dedicación al trabajo, pero saben respetar el tiempo dedicado a los valores espirituales, a la familia y a las relaciones sociales. Y no obstante esto, su ilusión profesional les hace esforzarse por ser mejores, no por fatua vanidad o tonto orgullo, sino para ser útiles a los demás. Perciben que ningún ideal se hace realidad sin sacrificio.

Los trabajadores positivos entienden la necesidad de relajarse y de descansar como periodos de tiempo creativos. Se dan cuenta que para que la mente funcione óptimamente, el cuerpo humano debe estar en buenas condiciones, por ello procuran sistemáticamente el ejercicio o un hobby.

Asimismo, los trabajadores positivos cuidan y desarrollan fuertes lazos familiares y de amistad, y no permiten que el exceso de trabajo los deteriore. Saben que el trabajo es ocasión de perfeccionamiento personal, fuente de sustento económico y ocasión de hacer progresar a la sociedad. Ello les lleva a perfeccionar su competencia profesional.

Los trabajadores positivos  desafían las creencias comunes y sus propias ideas (sin importar cómo las hayan adquirido). Les gusta desafiar lo que es adecuado y lo que no lo es; lo que es real y lo que no. Confían en sus propias ideas, pero esta confianza no les lleva a cerrarse a las aportaciones de los demás, sino que saben escuchar.

Son conscientes de que sus puntos débiles deben trabajarlos –mediante el esfuerzo continuado- hasta convertirlos en fortalezas; y así, eliminando sus puntos débiles, se convierten en soñadores y hacedores, capaces de cristalizar los proyectos más audaces que se puedan imaginar.
…………………………
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Gabriel Martínez Navarrete

Un comentario en “¿Eres un trabajador positivo?

  • el 5 agosto, 2020 a las 6:18 pm
    Permalink

    Felicidades Gabriel por tu artículo, siempre es bueno recibir un recordatorio de nuestra estructura laboral.
    Saludos cordiales.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *