El laberinto del FAMLO

Hablar de las políticas económicas de Mexico en tiempos de la «4T» es como querer descifrar un misterioso laberinto lleno de trampas, declaraciones contradictorias y pasos de acceso bloqueados que impiden que nuestra economía crezca, y más que crecer, nos trasladan por otros pasadizos hacia una recesión ya inevitable, pero a la que ahora el amo del laberinto ya no le ve importancia. Cuando era oposición sí era algo criticable,  pero ahora… es más importante el desarrollo.

¿Cómo defender lo indefendible en una ciencia cómo la económica? Solamente es posible si el dueño del nuevo juego de la «4T» cambia las reglas de medir su desempeño, y eso es lo que precisamente está haciendo. Por eso no es relevante, para él, que este año tengamos un patético crecimiento del 0.5%… si la diosa fortuna nos sonríe.

Nuestro presidente debería ser más franco y expedito señalando que quiere trasladarnos al desarrollo que tuvo la isla de Cuba en estos 60 años de dominación marxista; y, por qué no, si Fidel es su héroe y en Cuba ya no hay hambre ni miseria.

Es triste el entender que en el laberinto de AMLO siempre hay salidas fáciles y excusas oportunas que nos están llevando al precipicio; y eso sí, a un subdesarrollo constante y para todos.

Si continúa por este camino, ya no habrá un fácil retorno y los capitales de inversión también buscarán correr menos riesgo en otros mercados, aunque nuestras tasas de interés sigan siendo de las más elevadas del mundo. Pero claro, AMLO ahí también encontrará a otros culpables y buscará la puerta fácil de la excusa.

En el fondo del laberinto no hay una salida, y parece que mientras más avanzamos, estaremos aún más lejos de escapar a nuestro desastre. Pero no se preocupe usted, amigo lector, todos estaremos aún más pobres que ahora, porque la generación de riqueza se limitará únicamente a la que el FAMLO decida.

A fin de cuentas, para gobernar se requiere de 99% de honestidad y un 1% de conocimiento, según lo dijo él mismo en una de sus peroratas mañaneras que casi todo mundo sigue con tal de entender un poco el trazo de nuestro obscuro e impredecible panorama.

Que no se mal entienda el fondo: Pienso que todos, o casi todos, queremos menos pobreza en Mexico, y si es factible, eliminarla. Pero en el cómo  lograrlo es donde se abre el abismo que nos conduce al laberinto.
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Francisco Guzmán

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *