Cómo prevenir las adicciones en nuestros hijos

En los últimos días las noticias han estado cargadas de agresividad, de violencia y de actos fuera de cualquier contexto.

Pero también noticias tristes referentes a jóvenes y niños que han caído en las adicciones y en la evasión de su realidad.

Eso me ha hecho pensar que nosotros los papás tenemos una misión incomparable para contrarrestar este tipo de casos.

¿Cuál es? Educar a nuestros hijos en el Amor y hacerles conciencia de que las drogas, el alcohol y otras cosas similares, lejos de darles seguridad, les provocan más soledad.

Por eso, aquí les dejo 5 Tips para lograrlo.

PRIMERO. Que sientan tu compañía

Cuando nuestros hijos nos sienten cercanos, no tienen pretextos para buscar refugio en otro lado, lejos de la familia.

Debemos buscar momentos para compartir tanto las cosas buenas como los momentos difíciles.

Que nuestros hijos sepan que siempre tendremos tiempo para ellos y que podemos hacer un hueco en nuestra apretada agenda para ellos.

También debemos acompañarlos en todos los momentos importantes de su vida. Tengo el recuerdo de un compañero de trabajo de mi esposo que no asistió a la Primera Comunión de su hijo por cumplir con un compromiso de trabajo, y la verdad es que para nosotros como familia fue algo muy extraño que nos ha servido como parámetro para ver hasta dónde podemos evitar los eventos familiares.

SEGUNDO. Demuéstrales cuánto te importan

Si nuestros hijos saben que todo lo que hacen y lo que sienten es importante para nosotros, es más difícil que caigan en las adicciones y en las trampas que la sociedad les pone.

Cuando ellos ven que son importantes para nosotros, se sienten seguros y aceptados, y por lo mismo, pensarán dos veces hacer algo que vaya en contra de su persona y de su seguridad.

Esta es la gran misión que tenemos: darles seguridad a nuestros hijos con nuestras palabras y con nuestras actitudes. Siempre es más fuerte el mensaje que les damos con las actitudes que con las palabras; por eso, es muy importante ser coherentes entre lo que decimos y lo que hacemos.

Con mis hijos procuro dedicarles 10 minutos a cada uno para que me platique sus cosas y sus proyectos.

TERCERO. Cuida sus amistades

Otro punto importante que pone en riesgo la estabilidad emocional de nuestros hijos son las amistades y el medio en el que se mueven.

Si por querer ser aceptados en la escuela, o simplemente por querer llamar la atención, frecuentan un medio nocivo para su desarrollo integral, nosotros estamos en el deber y en la obligación de hacerles ver que no van por buen camino, y si nuestros hijos son pequeños, tenemos la obligación de prohibirles algunas amistades, siempre por el bien de nuestros hijos.

Si nuestros hijos ya entienden de razones, es bueno hacer un análisis sencillo de la situación para que entiendan por qué se toman las decisiones con respecto a sus amistades.

Si nuestros hijos no nos hacen caso y no dejan a sus amistades nocivas, es necesario tomar el asunto en serio y llevar a cabo medidas más drásticas, pues una mala amistad puede destrozar la vida de nuestros hijos.

En este sentido, yo prefiero conocer a los amigos de mis hijos, así que si hay que hacer algún trabajo escolar, prefiero que sea en casa; si hay que hacer alguna reunión, prefiero que sea en casa para conocer con quién se juntan mis hijos y también a sus padres.

CUARTO. Los medios de comunicación también influyen

Otro punto importante es estar pendiente de lo que ven en la televisión y de los videojuegos que usan, ya que en ellos pueden tener ejemplos de conductas nada adecuadas y que, además, a ellos no se les ocurrirían.

Es siempre muy importante estar actualizados de lo que sale en la TV y de lo que se tratan los videojuegos.

Con mis hijos procuramos que cuando sale algún programa nuevo o que ellos quieren comenzar a ver, nos sentamos todos a ver un capítulo, y después analizamos el porqué es o no un buen programa.

Por otro lado, en cuanto a los videojuegos, llegamos al acuerdo que no tendrán juegos violentos o con temas de narcos o cosas así y que los únicos que les permitimos tener son de deportes. Ellos estuvieron de acuerdo porque en una ocasión que los invitaron a casa de unos primos a jugar videojuegos, terminaron muy agresivos entre sí porque el juego era de guerra y hasta ellos lo notaron, así que no me costó trabajo llegar a este acuerdo.

Y QUINTO. Que tus actos los eduquen

Ya sé que cada semana les digo lo mismo, pero esto es muy importante: nuestros actos educan más que las palabras.

Si nuestros hijos ven que nosotros fumamos, por mucho que les digamos que no lo hagan, será casi imposible que no caigan en ese vicio, aunque sea por curiosidad.

Es importante poner el ejemplo y que vean en nosotros actitudes de fortaleza, si es que teníamos el vicio y lo dejamos. Eso los educa mejor que nuestras muchas palabras que prohiben pero que no son coherentes.

No somos padres perfectos que no cometemos errores, pero sí somos padres que amamos a nuestros hijos y que hacemos todo lo que está en nuestras manos para educar a nuestros hijos lo mejor posible.

¡Y de esto nuestros hijos si pueden darse cuenta!
…….
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Silvia del Valle Márquez
@SilviaMdelValle
@smflorycanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *