Bolivia derrota al Coronavirus

El pasado 15 de octubre entró en vigor en Bolivia una ley del gobierno federal que autoriza el uso médico del Dióxido de Cloro (ClO2) contra diversas afecciones, claro que la más urgente de atender es el COVID-19.

Con esta acción Bolivia se convierte en el primer país del mundo en realmente dominar la pandemia y es nuestra firme esperanza que todo el mundo siga su ejemplo.

¿Qué es el Dióxido de cloro?

Es un gas cuya molécula química es muy sencilla (dos átomos de oxígeno y uno de cloro); químicamente es una sustancia altamente oxidante. Descubierta en 1814 y hasta 2019, su principal uso era purificación del agua potable, y desde 1994 desinfectante de la sangre humana para transfusiones.

Esta sustancia se gasifica arriba de los 11° grados centígrados de temperatura y es por eso que normalmente se prepara in situ e inmediatamente se le suministra al paciente para que su aparato digestivo la haga gas y la meta en la sangre, y luego el hígado la distribuya a todo el cuerpo.

¿Cómo lo hizo Bolivia?

En Bolivia los presidentes municipales o alcaldes tienen la facultad de determinar los procedimientos médicos que se pueden aplicar en su municipio. Es así que un alcalde permitió la aplicación del Dióxido de Cloro en su municipio. Hay que decir que los componentes de la preparación del Dióxido de Cloro (que son el Clorito de Sodio y el Ácido Clorhídrico) son muy baratos, y así fue que un municipio pobre de un país pobre, empezó a aplicar el ClO2.

Al saberse que esta cura era Buena, Sencilla y Barata, cundió la noticia en otros municipios y mostró al gobierno central boliviano que el Dióxido de Cloro reducía a cero las muertes. Y fue así que en Bolivia se decretó permitir a los médicos tratar al Coronavirus con el Dióxido de Cloro.

Y en México, ¿cuál ha sido la experiencia?

En México ha sido trascendental la experiencia de dos médicos en la lucha contra el Coronavirus: El Dr. Pedro Chávez Zavala (médico militar), quien ha curado a cientos de sus pacientes con el dióxido de cloro. El Dr. Chávez es el presidente del capítulo México de la “Coalición Mundial de Salud y Vida” (COMUSAV), comunidad a la que pertenecen más de 3,000 médicos de 19 países que han curado a más de 10,000 pacientes del Coronavirus utilizando ClO2.

En una experiencia por demás interesante, el Dr. Chávez relata en YouTube haber curado a una mujer de 73 años (35 años de fumadora), diabética e hipertensa, que presentaba todos los síntomas del COVID-19 y su oxígeno en la sangre estaba en el 50%. De inmediato atacó al virus mediante los protocolos del Dióxido de Cloro, y poco más tarde su oxígeno en sangre estaba ya en 74%. Cinco días después la dio de alta sin síntomas y con un 94% de oxígeno en sangre, muy saludable.

Otro de los médicos que ha tratado a sus pacientes con el Dióxido de Cloro es el Dr. Manuel Aparicio Alonso, quien acondicionó un anexo en el Centro Médico Jurica, en Querétaro, de su propiedad, para dar tratamiento a enfermos de COVID-19. El Dr. Aparicio tuvo un caso especial, se trató de un paciente masculino que estaba a punto del colapso pulmonar, y en 15 días lo curó y salió asintomático del Hospital. Lo lamentable es que, 24 horas después de que el relato del doctor y del paciente apareciera en YouTube, la Secretaría de Salud le clausuró el área de COVID-19 del Centro Médico Jurica.

Tanto el Dr. Chávez como el Dr. Aparicio tienen documentados al 100% los casos que han tratado y, hasta ahora, llevan el 100% de éxito (varianza cero) y ninguna muerte.

Ahora es cuando los investigadores mexicanos deben aprovechar que Europa y Norteamérica están aturdidos por las restricciones de la OMS y la FDA. Bolivia y Chile ya nos aventajan en tratamientos con el Dióxido de Cloro. Si, efectivamente, en Chile ya están investigando las bondades del ClO2 en el tratamiento contra el cáncer.

Creo que sería genial si los investigadores mexicanos se ocuparan en atacar las enfermedades virales in-vacunables como la malaria (paludismo), el dengue, el SIDA, etc., que no se pueden atacar mediante vacuna pues tienen reproducción sexual; las vacunas son para atacar los virus o bacterias de reproducción clonada como el Coronavirus.

Señores investigadores mexicanos: Tal vez se está abriendo una nueva faceta en la medicina del siglo XXI, “la era de los oxidantes”.
……………………………
@NuevaVisionInfo
redaccion@diarionuevavision.com
Celedonio J. Sáinz Espuñes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.