Alcoholismo ¿placer o vicio?

En nuestros días las cifras sobre el alcoholismo son terribles, ya que nos dejan ver una realidad que a veces queremos ignorar pero que existe en nuestra sociedad y que cada día aqueja a niños y jóvenes a más temprana edad.

Es muy fácil que la mercadotecnia y los amigos quieran engañar a tus hijos invitándoles a que sientan el placer de tomarse una copa y que demuestren que están en onda, sin darse cuenta que lo único que están haciendo es caer en las garras de un vicio del que es muy difícil de salir.

Ahora los niños de 11 años ya están muy involucrados en esta problemática y es una pena, pero yo me pregunto ¿y donde están los papás de esos niños que de manera inmadura se involucran en el alcoholismo?

Creo que nosotros como papás tenemos en nuestras manos la solución al problema; por eso, aquí te dejo mis 5Tips para contrarrestar el daño del alcoholismo en nuestros hijos.

PRIMERO. Que tus hijos se sientan acompañados por ti

El alcoholismo es una enfermedad que se genera de la soledad; es por esto que es necesario que los hijos se sientan acompañados y atendidos por nosotros, sus papás.

La sociedad y sus compañeros los invitarán a que prueben experiencias nuevas buscando hacerlos caer en las garras de los vicios, pero debemos armarlos para que puedan resistir.

Y para esto, deben tener muy claros sus principios y valores y además no sentir curiosidad sobre el tema.

SEGUNDO. Que tengan comunicación contigo

Para lograr ayudarles, es necesaria una comunicación directa y clara, sin rodeos.

Es básico que nuestros hijos sepan que pueden contarnos todo y que no hay preguntas tontas, así que cualquier duda deben poder platicarla con nosotros.

Es muy fácil que nuestros jóvenes sientan curiosidad y ganas por vivir lo que sus compañeros viven, pero es necesario que nos expresen sus inquietudes para que podamos orientarlos y, de ser necesario, tomar control de alguna situación que ya estuviera fuera de sus manos.

TERCERO. Explícales cómo se debe tomar para que no haga daño

Una forma de contrarrestar el efecto enviciante del alcohol es que sepan controlarse.

Yo creo que hay edades para todo y que nuestros hijos deben comprender que pueden decir «no» en cualquier momento.

A veces la presión social es muy fuerte y por lo mismo es mejor que digan «no» de manera tajante y contundente.

Que no les dé pena ser diferentes, seguro que servirán de ejemplo para otros que se sienten igual pero que no tiene el valor y las bases para decir «no».

CUARTO. Ayúdales a discernir a qué lugares deben asistir y a cuáles debe aprender a decir «no»

Los antros y los bares están muy de moda y cualquier chico en edad adolescente tiene ganas de acudir a uno, a veces sólo por la curiosidad de saber qué se siente; pero es necesario tener claro hacia dónde queremos ir.

Nuestros hijos deben aprender a discernir si las invitaciones y las fiestas son para su bien o no.

De esta forma, podrán saber decir «no» y seguir siendo muy dignos, ya que la persona no vale por lo que tiene o hace, sino por lo que es.

Y QUINTO. Dale otras opciones para que tenga de dónde escoger

Sí, y me refiero a que las actividades que les ofrecen sus compañeros no sean lo único que tienen que hacer.

Es necesario que nos sacrifiquemos y los acompañemos en este discernimiento.

Los deportes, la música, el arte, son muy buenas opciones que suplen muy bien esto del alcohol.

Es necesario que nuestros hijos sepan que ser diferentes los hace únicos y que es más valiente decir «no», que hacer todo lo que los otros hacen para ser aceptados en un grupo.

Que no te atrape el vicio del alcohol, mejor tu contrólalo a él.

@SilviaMdelValle
@smflorycanto
redaccion.nuevavision@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.