Fallece “el artista de la comunicación misionera”

Parma (Agencia Fides).- El pasado 12 de marzo de 2018, en la Casa Madre de los Javerianos de Parma, falleció el padre Augusto Luca, misionero Javeriano, SX, “el artista de la comunicación misionera”. Estaba próximo a cumplir sus 101 años de edad.

Fue un misionero que caminó durante más de un siglo y que vivió con plenitud y participación toda la transformación que la Iglesia ha realizado con el Concilio Vaticano II. De este modo, ha visto a la Iglesia atravesar la historia con novedad de la vida, recorriendo los cuatro continentes donde se encuentran las misiones de los misioneros de San Guido M. Conforti, que él, el último sobreviviente de los Javerianos, conoció personalmente en su juventud.

Antes de su partida como misionero para Japón, donde se ocupó desde 1951 hasta 1966 de una parroquia con dos leproserías de más de mil pacientes cada una, el padre Luca demostró intuición y sagacidad, inventando y utilizando algunas herramientas de comunicación social para el propósito misionero.

Un grupo de padres dirigido por el padre Luca dio vida a una herramienta de comunicación misionera que todavía existe actualmente, el mensual “Misioneros Javerianos”, que en su momento cumbre alcanzó 250,000 copias.

De este modo, el movimiento de la CEM (Centro de Educación a la Misionariedad, y luego a la Mundialidad), seguido por la revista “CEM Mundialidad”, surge gracias a su intuición y sus proyectos, con el fin de poner en práctica el ideal del fundador de los Javerianos: “hacer del mundo una familia”.

En la actualidad el CEM está involucrado en actividades de animación, formación y cooperación, con la convicción de que la educación desempeña un papel clave en la época actual.

Tampoco es pequeña la contribución del padre Luca en la revista, fundada por Monseñor Conforti, “Fe y Civilización”, que dirigió durante años.

Cuando regresó a Italia, fue nombrado “Prefecto de las Misiones Javerianas”. Siguiendo su carisma en el ámbito de la “Comunicación Misionera”, de la cual fue maestro, el padre Augusto Luca recorrió de muchas maneras el arte de la palabra con numerosos libros, publicaciones, artículos, conferencias, abarcando diversos temas con gran competencia y perspicacia.

Dado su dominio en muchas áreas de comunicación, también fue elegido como postulador de algunas causas de beatificación, incluida la del Fundador de los Javerianos. Además fue maestro de vida espiritual, predicando en varias partes de Italia, confesor y director espiritual, especialmente en los últimos años, mientras residía en la Casa Madre de los Javerianos de Parma, donde falleció.

redaccion.nauevavision@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *