“Conferencia Trilateral de los Ulema” deslegitimará a talibanes

Yakarta (Agencia Fides).- Importantes académicos musulmanes de Afganistán, Pakistán e Indonesia se reúnen desde el 11 de mayo en Yakarta, la capital de Indonesia, para discutir y desarrollar una vía de salida al conflicto que ha ensangrentado a Afganistán durante décadas.

En la “Conferencia Trilateral de los Ulema” organizada por el gobierno indonesio, académicos y líderes religiosos de los tres países discuten varios desafíos con respecto a la narrativa de la “guerra santa” promovida por los talibanes como una forma de liberar al país de las fuerzas dirigidas por Estados Unidos.

Los académicos esperan poder persuadir a los talibanes a sentarse en la mesa de negociaciones con el gobierno afgano, porque una vez perdido el poder en 2001 después de que las fuerzas estadounidenses invadiesen Afganistán, han liderado una sangrienta rebelión armada.

Se afirma que el conflicto en Afganistán no sólo tiene motivos políticos, sino que también está generado por las diferencias entre las corrientes y las sectas vinculadas al Islam, que es la religión del Estado en Afganistán. En este contexto, el papel de los ulema puede ser importante, y desde esta perspectiva, la reunión entre los líderes religiosos en Yakarta puede ser una forma de contribuir a la paz.

Los líderes religiosos islámicos de Afganistán y Pakistán tienen la oportunidad de observar de cerca la situación en Indonesia y de observar el papel y la posición de los ulema de Indonesia en el mantenimiento de la paz social y religiosa en este país predominantemente musulmán del sudeste asiático.

Los talibanes calificaron la conferencia de “no islámica” y llamaron a los académicos islámicos a que se abstengan de participar. Pero un pronunciamiento de los líderes religiosos islámicos contra los talibanes y sus tácticas extremistas podría privarlos de legitimidad religiosa.

Según Borhan Osman, un analista afgano del centro de estudios “International Crisis Group”, “una discusión sobre la dimensión religiosa de la guerra en Afganistán no tiene precedentes: la idea del gobierno afgano de obtener una fatwa de los ulema para deslegitimar la lucha de los talibanes, que invocan la Jihad, nunca se ha logrado hasta ahora”.

Según los datos de la misión de la ONU en Afganistán, en los primeros tres meses de 2018, más de 700 civiles han muerto y casi 1,500 han resultado heridos en una serie de atentados suicidas y ataques de los talibanes y del Estado Islámico. Con un número tan elevado de víctimas civiles, el resultado del proceso de paz es incierto, especialmente porque los talibanes consideran que el gobierno afgano es una “marioneta” de las fuerzas estadounidenses.

Según los observadores, para comenzar un verdadero proceso de paz en Afganistán, los talibanes deberían aceptar un alto el fuego inmediato, nombrar un enviado y un equipo de negociación y entablar conversaciones directas con Afganistán y Estados Unidos.

redaccion.nuevavision@gmail.com

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *