Oportuno llamado de alerta del Papa sobre «fake news»

No pudo ser más oportuno el llamado de alerta del Papa Francisco el fenómeno actual de las noticias falsas, las llamadas «fake news», sobre todo para los mexicanos que padeceremos el acoso propagandístico de los candidatos y partidos político de cara a las elecciones concurrentes del 1º de julio de 2018.

Se trata de una aportación al esfuerzo común para prevenir la difusión de las noticias falsas, y para redescubrir el valor de la profesión periodística y la responsabilidad personal de cada uno en la comunicación de la verdad.

Las «fake news» –explica el Papa– es un término que se refiere a “informaciones infundadas, basadas en datos inexistentes o distorsionados, que tienen como finalidad engañar o incluso manipular al lector para alcanzar determinados objetivos, influenciar las decisiones políticas u obtener ganancias económicas”.

La eficacia de las «fake news» se debe a que sus manipuladores aprovechan los “estereotipos y prejuicios extendidos dentro de un tejido social, y se apoyan en emociones fáciles de suscitar, como el ansia, el desprecio, la rabia y la frustración”. Su poder es tal, que, a pesar de que se trata de información falsa, las «fake news» obtienen un gran impacto, que incluso los desmentidos oficiales difícilmente consiguen contener los daños que producen.

El resultado final es la extensión del odio en la sociedad.

Una reflexión aplicable a México

En el contexto electoral mexicano, el mensaje del Papa Francisco para la 52 Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales resulta de capital importancia, para que los ciudadanos, familias, empresas y demás instituciones no caigamos en el juego de los políticos, y valoremos nuestro voto y elijamos con responsabilidad.

De su lectura se desprenden algunos consejos y señalamientos para poner en práctica:

  • Impulsar iniciativas educativas que permitan aprender a leer y valorar el contexto comunicativo.
  • No convertirse en actores involuntarios de la difusión de opiniones sectarias e infundadas.
  • Realizar una sana comparación con otras fuentes de información.
  • El antídoto más eficaz contra el virus de la falsedad es dejarse purificar por la verdad, entendida como aquello sobre lo que uno se puede apoyar para no caer.
  • Discernir la verdad es distinguir lo que favorece la comunión y promueve el bien, y lo que, por el contrario, tiende a aislar, dividir y contraponer.
  • Discernir atenta y profundamente para desenmascarar la «lógica de la serpiente», capaz de camuflarse en todas partes y morder, que fue la estrategia utilizada por la «serpiente astuta» del Génesis, artífice de la primera «fake news».
  • Y, sobre todo, promover un periodismo de paz, un periodismo hecho por personas para personas, que dé servicio a todos, especialmente a aquellos que no tienen voz; un periodismo que no queme las noticias, sino que se esfuerce en buscar las causas reales de los conflictos, para favorecer la comprensión de sus raíces y su superación.

redaccion.nuevavision@gmail.com

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *