El enamoramiento, ¿es diferente al amor?

El enamoramiento es un estado emocional provocado por el encuentro con una persona del sexo opuesto.

Inicial y originalmente es algo que sucede. Nosotros no elegimos estar enamorados; más bien esto lo comprendemos, es un suceso y un acto indecible, y con frecuencia no es posible decir por qué nuestra atención se fija más en una persona que en otra.

En la antigüedad se explicaba esa atracción misteriosa e involuntaria por la creencia en hechizos o filtros de amor. En Occidente, el ejemplo más conocido es la historia de Tristán e Isolda. Se habla del flechazo de Cupido en la mitología grecorromana, y seguimos sin explicarnos a fondo el misterio del amor.

En todo caso, una característica del enamoramiento es un particular desplazamiento del centro afectivo de la persona. Se altera radicalmente la percepción de uno mismo y el contenido del “yo”.

Cuando se está enamorado, se desea estar cerca de aquél a quien se ama, de tal modo que esta cercanía se vuelve el centro de la propia existencia. Su interés pasa antes que el nuestro; por él estaríamos dispuestos a sacrificarnos a nosotros mismos.

El amado se nos presenta como un valor que exige de nuestra parte un reconocimiento incondicional. Es decir, el enamoramiento coincide con el reconocimiento del valor del otro.

@NuevaVisionInfo
redaccion.nuevavision@gmail.com

Rebeca Reynaud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *