Consejos prácticos sobre el uso de las redes sociales

Está científicamente comprobado que los instrumentos cibernéticos –que sin duda alguna son descubrimientos maravillosos, si se utilizan de manera acertada y con medida– suelen producir excesivos impulsos en el cerebro y concentración, escasa creatividad y se habitúan a no saber aprovechar el inmenso potencial de su inteligencia. En algunos casos, es tan fuerte ese impulso cerebral, provocado por el excesivo uso de los celulares, iPads, Tablets… que, si utilizan en horas nocturnas, suelen producir insomnios y otras alteraciones emocionales, como: dificultad para estudiar, desorden en sus vidas y que disminuya de manera notable la capacidad de leer por un largo tiempo. Para tener ideas más claras al respecto, recomiendo consultar la página web: https://www.interaxiongroup.org.

Otras manifestaciones extrañas en sus conductas, son: 1) Tendencia al aislamiento; 2) Sentimiento de soledad; 3) Falta de amistades; 4) Desinterés por participar en reuniones sociales.

Algunas recomendaciones prácticas:

A) Motivar a la gente joven y ayudarles con los consejos oportunos para que se forjen ideales y se planteen metas nobles en sus vidas, así como acompañarles en ese itinerario a seguir para cumplirlas y llevarlas a la práctica. Que aprendan que, por encima de esos instrumentos cibernéticos, existen muchas áreas de saber apasionantes y hasta entretenidas y divertidas.

B) Que vayan adquiriendo aficiones formativas, como: lecturas interesantes; leer, por ejemplo, biografías de grandes personalidades de la historia, de la ciencia, de la cultura, del arte; que se animen a practicar algún instrumento musical; que se motiven por visitar museos y a entrar en contacto con la naturaleza.

C) Es muy saludable que los adolescentes socialicen; que tengan amigas y amigos; que se ilusionen por participar en reuniones, fiestas, partidos y competiciones deportivas, concursos de robótica, etc. Porque es más cómodo que los fines de semana permanezcan encerrados en sus habitaciones viendo películas, chateando o bajando música, pero resulta nocivo desde todos los puntos de vista para el desarrollo armónico de sus personalidades.

D) Es conveniente conversar con los niños y jóvenes acerca de las páginas pornográficas en internet. En el caso de los más pequeños, los especialistas sugieren colocar un filtro porque les produce un impacto tremendo ya que son imágenes que difícilmente pueden borrar de sus mentes infantiles y generan diversos trastornos psicológicos.

E) Sobre los adolescentes, es necesario que los padres conversen y dialoguen detenidamente y de forma interactiva con ellos para hacerles reflexionar que, si ven pornografía, existe el peligro de que se acostumbren a mirar a la mujer como un mero “objeto de placer” y es origen de no pocas desviaciones y perversiones sexuales. Existe un extenso apartado que aborda y ofrece magníficos consejos específicamente sobre este tema en: https://www.interaxiongroup.org. Conviene que se les advierta que la pornografía es adictiva como lo son las drogas fuertes (heroína, cocaína, morfina, etc.). Que aprendan a juzgar con criterio, discernimiento y tengan la fuerza de voluntad ante una página web erótica que les produce un inmediato placer, pero un daño mental permanente y muchas veces irreparable. Y, en definitiva, que miren a la sexualidad como algo bueno y noble; como un gran regalo de Dios para que los padres engendren hijos ya que cada uno de ellos constituye un fruto viviente de su amor conyugal.

F) Si a ellos les gusta el cine, recomiendo que acudan al portal: www.commonsensemedia.org ya que ofrece buenas y formativas películas y aplicaciones (APP) útiles para personas de esas edades.

G) Por otra parte, pueden tomar cursos online que resultan prácticos, útiles e interesantes para los hijos y se pueden seguir en la página web: https://www.interaxiongroup.org/es/educacion/cursos-online, que capacitan y orientan bastante bien sobre los temas claves en el uso de las redes sociales.

redaccion.nuevavision@gmail.com

Please follow and like us:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *